Causas más comunes de los accidentes de tráfico

El factor humano es la causa más común de accidentes de tráfico


A lo largo de todos estos años se ha escrito mucho acerca de las posibles causas más comunes de los accidentes de tráfico. En la gran mayoría de las ocasiones se ha investigado sobre estas causas de los accidentes de tráfico para tratar de encontrar las más comunes e investigarlas, de tal manera que se puedan prevenir el mayor número de accidentes posibles, pues esta ha sido una cifra que en España había alcanzado unas cotas intolerables.

Dentro de la literatura sobre los accidentes de tráfico se suelen aceptar cuatro causas de accidentes principales, qué son: el factor humano, el factor vía, el factor vehículo, y el factor clima.

De estos cuatro factores que son considerados como los causantes de la casi totalidad de los accidentes de tráfico, el más importante es el factor humano. Sobre este factor humano no se explayaremos un poco más adelante, ahora vamos a explicar brevemente los otros tres factores.

El factor vía. Cuando la carretera es la causante del accidente.

La vía está relacionada con las con las causas del accidente principalmente cuando ésta se encuentra en malas condiciones. Estas malas condiciones pueden ser por un asfalto en mal estado, una vía demasiado estrecha para el tráfico que soporta, un recorrido excesivamente sinuoso o con una reducida visibilidad, señalizaciones defectuosas etc. En estos casos puede determinarse la responsabilidad civil del titular de la vía, esto es el Estado o en su caso la Comunidad Autónoma.

Carretera en mal estado


El factor vehículo

En ocasiones ocurre que es el propio vehículo el causante del accidente, debido principalmente a un fallo mecánico. En estos casos cabría responsabilidad del fabricante, llegando incluso a que se produzcan reparaciones masivas o revisiones masivas como hemos visto en otros casos como el de Toyota.


El factor clima

Por último, en otras ocasiones es la climatología la que causa los accidentes. En este caso estamos hablando sobre todo de lluvias importantes nieblas, viento, etcétera.


Pero incluso en estos tres factores, el factor humano también influye, pues un conductor responsable conduce adecuándose a las condiciones de la vía, revisa su vehículo con regularidad, y se adapta a las condiciones meteorológicas.



Factor humano


El factor humano, por su parte se estima que está relacionado con los accidentes de tráfico entre un 70 y un 90 por ciento.
Dentro de el factor humano encontramos a su vez otras 4 causas principales que pueden provocar un accidente

Causa 1 la falta de experiencia del conductor

Cuando un conductor tiene poca experiencia es un conductor más inseguro, de tal manera que comete más fallos que otros conductores más experimentados, por tanto sus actuaciones pueden resultar peligrosas para los demás usuarios de las vías de comunicación, y para él mismo.

Causa 2 conducir bajo los efectos del alcohol o de otras sustancias

Se estima que aproximadamente el 50 por ciento de los fallecidos en carretera lo fueron porque estaban conduciendo bajo los efectos del alcohol o de drogas. Dependiendo de la sustancia que hubieran ingerido su comportamiento será uno u otro, si la droga o la sustancia tenía defectos sedantes, la conducción será más lenta y con reflejos también más lentos, si por otra parte la sustancia era estimulante, la conducción puede ser más agresiva.

Ya son muy comunes no sólo los controles de alcochol, sino también los controles de drogas, pues se notó un clarísimo trasvase de sustancias, la gente dejaba de conducir borracha, pero un número significativo de gente pasaba a conducir bajo los efectos de drogas.

Causa 3 las distracciones y el cansancio

Conducir con poca atención o conducir durante demasiadas horas puede provocar también un el número de accidentes. Aquí es importante remarcar que hay que descansar cada cierto tiempo.
En los viajes largos hay varias tácticas que podemos usar. Podemos hacer pequeñas paradas de no más de 5 minutos por cada hora de conducción, así estiramos las piernas y respiramos aire fresco. También podemos estirar un poco más la conducción y hacer 2 horas y una parada de mayor duración. No conviene estar conduciendo más de 2 horas sin hacer ninguna parada. Antes de salir hay que procurar no comer, o hacer comidas frugales. Tener unas latas de refrescos con cafeína a mano nos puede venir muy bien si tenemos pensado hacer un viaje largo.  Y por supuesto, siempre conducir con el 100% de atención al volante.


Causa 4 la impaciencia  o las prisas


Al volante hay que dejar las prisas aparcadas. La impaciencia o las prisas son el último factor qué puede causar accidentes. Una conducción demasiado agresiva nos pone en peligro a nosotros y a los demás usuarios de la vía.


Resumen


A modo de resumen podemos ver que el mayor porcentaje de causas de accidentes es debido a causas totalmente humanas. Si se conduce de una manera correcta, sin ir a demasiada velocidad, sin conducir bajo los efectos del alcohol u otras sustancias, etcétera se minimiza harían en gran medida los riesgos de tener un accidente. Como hemos dicho, en los 4 factores de causas de accidentes, el factor humano está presente. Ya sea por acción o por omisión, nuestro comportamiento aumenta o reduce las probabilidades de tener un accidente.


Vídeo: El cansancio, gran causa de accidentes en verano.